Buscar
Filtros
Cerrar
Instrumento de viento de lengüeta libre
Vitrina: P. Baja - Otros

El armonio o harmonium es un instrumento de lengüeta libre, muy parecido al órgano pero sin tubos y más pequeño.

Se desarrolló en Alemania a principios del S. XVIII. Tuvo un cambio en su estructura cuando los ingleses lo llevaron a la India, en donde tuvo una gran aceptación en el pueblo y la música hindú.

En occidente este instrumento cuenta con un teclado que controla mediante válvulas el paso del aire por unas lengüetas metálicas que producen el sonido.

La entrada de aire se produce por medio de fuelles, accionados mediante pedales por el mismo intérprete. Para conseguir un sonido uniforme el aire de los fuelles pasa a un fuelle intermedio denominado "secreto" o "reservado" que mantiene una presión constante.

Tiene otro  registro llamado "expresión" que permite la entrada del aire directamente de los fuelles a las lengüetas, con lo que el intérprete puede conseguir sonidos más expresivos (forte, piano, staccato…)

Lobras, cuenta entre sus pertenencias con un armonio, un órgano de madera que consta de un fuelle, pequeño, parecido a un piano, actualmente inservible.

La última vez que se pudo escuchar en la localidad, fue concretamente en 1.988, cuando D. Antonio Lara Ruiz (el único que supo tocar el citado instrumento en Lobras), enamorado de la música, a los setenta años, ya muy mayor y ciego, interpretó el himno de San Agustín para los vecinos del pueblo.

El armonio o harmonium es un instrumento de lengüeta libre, muy parecido al órgano pero sin tubos y más pequeño.

Se desarrolló en Alemania a principios del S. XVIII. Tuvo un cambio en su estructura cuando los ingleses lo llevaron a la India, en donde tuvo una gran aceptación en el pueblo y la música hindú.

En occidente este instrumento cuenta con un teclado que controla mediante válvulas el paso del aire por unas lengüetas metálicas que producen el sonido.

La entrada de aire se produce por medio de fuelles, accionados mediante pedales por el mismo intérprete. Para conseguir un sonido uniforme el aire de los fuelles pasa a un fuelle intermedio denominado "secreto" o "reservado" que mantiene una presión constante.

Tiene otro  registro llamado "expresión" que permite la entrada del aire directamente de los fuelles a las lengüetas, con lo que el intérprete puede conseguir sonidos más expresivos (forte, piano, staccato…)

Lobras, cuenta entre sus pertenencias con un armonio, un órgano de madera que consta de un fuelle, pequeño, parecido a un piano, actualmente inservible.

La última vez que se pudo escuchar en la localidad, fue concretamente en 1.988, cuando D. Antonio Lara Ruiz (el único que supo tocar el citado instrumento en Lobras), enamorado de la música, a los setenta años, ya muy mayor y ciego, interpretó el himno de San Agustín para los vecinos del pueblo.

Write your own review
*
*
Bad
Excellent
*
*
*
*
Boletín